Síguenos en Síguenos en twitterSíguenos en facebook
La rodilla
del corredor

Próximamente, iremos ampliando
los contenidos de esta sección

Sergi Sastre
Dr. Sergi Sastre Solsona
-Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona (1991 - 1997)
-Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología en el Hospital Clínic i Universitari
de Barcelona (1999-2004) en programa MIR.
-Doctor en Medicina por la Universidad de Barcelona (Enero ’06) con la calificación
Sobresaliente Cum Laude.
-Actualmente Especialista Sénior en el Hospital Clínic de Barcelona en la Sección
de Rodilla y Coordinador de Artroscopia.
Lesiones meniscales

¿QUÉ SON LOS MENISCOS?
Es una estructura de consistencia elástica que se encuentra entre el fémur y la tibia, actuando a modo de amortiguador. Tiene una forma especial de medialuna para que el fémur se acople a la perfección con la tibia.
Tenemos 2 meniscos en cada rodilla, uno externo y otro interno.

¿CÓMO SE ROMPEN LOS MENISCOS?
El mecanismo más frecuente de lesión es por un giro de la rodilla. Pueden encontrarse lesiones aisladas del menisco o asociadas a ruptura de ligamentos (cruzado anterior, lateral interno…) y/o del cartílago articular.

¿QUÉ TIPO DE LESIONES HAY?
El menisco más frecuentemente afectado es la parte posterior del menisco interno, pero puede lesionarse cualquier parte, dependiendo del movimiento realizado. Debido a la forma especial de aporte sanguíneo del menisco, hay 2 tipos de rupturas, las localizadas más centrales (donde no llega sangre y hay que resecar la lesión, ya que no cicatriza) y las localizadas más periféricas (donde si llega aporte sanguíneo y es posible suturarlas y conservarlas)

¿HAY QUE QUITAR SIEMPRE EL MENISCO ROTO?
Cuando se rompe “todo el menisco” y hay que resecarlo, la presión entre fémur y tibia aumenta hasta un 300 %, con el consiguiente desgaste del cartílago a medio plazo y artrosis precoz. Es por esto que, siempre que sea posible, hay que conservar el menisco y suturarlo. Actualmente puede realizarse la sutura del menisco mediante artroscopia sin problemas, permitiendo conservar el “amortiguador” natural de la rodilla.

Imagen anatómica donde vemos la composición de los ligamentos

¿QUÉ PASA SI ME HAN QUITADO EL MENISCO?
Todo depende de la cantidad y la zona de menisco roto y resecado, a más menisco resecado, más posibilidad de secuelas a medio plazo. Si al cabo de los años, hay dolor y limitaciones, debido al desgaste del cartílago, hay otras opciones de tratamiento: desde el sustituto meniscal con implantes de colágeno artificial o el trasplante de menisco con injertos de donante. También existen novedosos tratamientos para las lesiones focales del cartílago, como el utilizado con las células madre del propio hueso y BST-Cargel.

Otro tratamiento muy eficaz para estadios iniciales-medios de síndrome Postmeniscectomía consiste en la infiltración intrarticular de ácido hialurónico.
Es recomendable utilizar un ácido hialuronico de 1 sola infiltración, con elevada permanencia en la articulación, y de origen No animal para evitar posibles reacciones alérgicas.
La infiltración de acido hialurónico, ha demostrado que mejora el dolor y la movilidad.

En ningún caso la información facilitada constituye asesoramiento por parte de Zambón. Acuda a su médico.