Síguenos en Síguenos en twitterSíguenos en facebook
Alimentación
y deporte

Próximamente, iremos ampliando
los contenidos de esta sección

Dra. Laura Isabel Arranz
Dra. Laura Isabel Arranz
Farmacéutica, doctora en Alimentación y Nutrición por la Universidad de Barcelona (UB).
Departamento médico de Zambon, SAU.
Profesora asociada en el Departamento de Nutrición y Bromatología, en la Facultad de
Farmacia, UB.
Especializada en educación alimentaria para la salud, control de peso, nutrición en dolor
crónico, fibromialgia, fatiga crónica y otras patologías relacionadas.
Autora de varios libros como Manual de Fibromialgia, Nutrición y calidad de vida...
Consejos básicos

Si vamos a implicarnos en un deporte o una actividad física es importante tener en cuenta que la alimentación nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos de deporte y salud y también a recuperarnos de forma adecuada.
La dieta es un factor que, si es bien llevado, permite disfrutar y competir con la máxima seguridad.

¿Qué debo tener en cuenta?
Consejos básicos
El deportista debe seguir una dieta equilibrada, variando básicamente la cantidad de energía, hidratos de carbono y agua en comparación con aquellas personas sedentarias. La base de esta alimentación deben ser los alimentos de origen vegetal, como cereales y farináceos preferiblemente integrales, legumbres, frutas enteras y verduras.
Éstos aportan hidratos de carbono, fibra y micronutrientes, y deben estar en mayor proporción que aquellos de origen animal, como la carne, el pescado, los lácteos y los huevos, que aportan las proteínas.

El consumo de carnes rojas debe ser bajo, el de alimentos superfluos (bollería, dulces, snacks, comidas procesadas) y el de bebidas alcohólicas escaso o nulo.

Es importante seguir una pauta equilibrada, donde estén presenten la mayoría de los alimentos, para que estén cubiertos tanto los macronutrientes como los micronutrientes. En cuanto a la fibra alimentaria, esta debe estar presente en la dieta del deportista con cereales integrales, verduras, frutas y legumbres, aunque se debe limitar ligeramente en las horas o días previos al entrenamiento o competición.

El aporte de grasas debe ser saludable, deben formar parte de la dieta del deportista, siendo el aceite de oliva virgen la grasa de elección tanto para cocinar como para aliñar.

¿Más proteínas o hidratos de carbono?
Consejos básicos
Más hidratos de carbono. Si hacemos deporte, alrededor del 60-70% de la energía que tomamos al día debe proceder de este tipo de macronutrientes. Además, para cumplir con los requerimientos nutricionales que precisa el deportista, la ingesta calórica global se verá aumentada en comparación con la población sedentaria. Los hidratos de carbono son el combustible básico para nuestro organismo que, además, también puede utilizar las grasas en ejercicios de mayor duración. Las proteínas son muy importantes pero en la mayoría de disciplinas deportivas la ingesta recomendada no es muy diferente de la que necesita la población general.

Alrededor del 15% de la ingesta energética diaria debe proceder de las proteínas, lo que no es muy distinto de la recomendación para la población en general.



En ningún caso la información facilitada constituye asesoramiento por parte de Zambón. Acuda a su médico.